Motor

Cómo Limpiar las Llantas de Aluminio del Coche-Los Mejores Trucos

Escrito por Elisa Molina

Unas de las cosas que llaman más la atención en un coche son las llantas; les da ese toque nice al coche, además de aumentarle su valor. Pero en ocasiones las llantas se rayan, se les cae el esmalte o se manchan; entonces, ¿cómo podemos limpiar las llantas de aluminio del coche de manera que queden relucientes, como nuevas? Te daremos varios trucos para que los pongas en práctica.

Llantas de Aluminio

Implementos que Debes Tener para Limpiar las Llantas de Aluminio del Coche y Procedimientos

Truco 1

Para aplicar el primer truco necesitas:

  • Un cepillo con cerdas semi duras de plástico o nylon.
  • Removedor de pintura.
  • Guantes con los que puedas manejar químicos.
  • Lentes de seguridad.
  • Lijas 600, 1000 y 1500.
  • Pulitura para aluminio.
  • Algodón industrial o una estopa.
  • Una paleta o una espátula de plástico.

Procedimiento:

  • El primer paso que debes dar es lavar las llantas con el desengrasante y limpiar todas las superficies que vas a pulir; debes quitar cualquier residuo de manchas del producto de los frenos.
  • Luego de lavar debes secar bien.
  • Ahora usa los implementos de seguridad: lentes y guantes, para aplicar el removedor;  aplícalo generosamente.
  • Espera que haga efecto y luego retira el residuo con la paleta o espátula de plástico.
  • Debes lavar nuevamente muy bien para que no queden restos de removedor y manche el aluminio.
  • Toma las lijas, empezando con la 600 y empieza a lijar la superficie, humedeciendo con agua; si es posible, lija siempre en forma circular; luego de terminar el ciclo con la llanta, puedes cambiar el tipo de lija a la 1000, y después a la 1500.
  • Para terminar, limpia la superficie de la llanta y seca muy bien.
  • Ahora aplica la pulitura, frotando con firmeza hasta que vaya saliendo el quemado del material del aluminio. Si es necesario vuelve a repetir el paso con la pulitura.

Truco 2

Para este otro truco necesitarás:

  • Un cepillo con cerdas semi duras de plástico o nylon.
  • Algodón industrial o una estopa.
  • Las lijas 600, 1000, y 1500.
  • Y la pulitura para aluminio.

Procedimiento:

Para usar el método con el bicarbonato, este se aplica sólo si la llanta no tiene esmalte o pintura.

  • Debes lavar bien con el desengrasante.
  • Luego en un balde coloca el bicarbonato (que sea suficiente) y le vas a agregar poco a poco agua, hasta que quede como una pasta.
  • Aplica esa pasta en la llanta y frota, deja actuar y retira con agua.
  • Ahora, con la lija 600 y agua comienza a lijar y ve cambiando de lija a medida que veas que las manchas o lo opacado de la llanta se esté quitando.
  • Después seca nuevamente y aplica la pulitura para metales o para el aluminio.

Por otro lado, si las llantas solo están manchadas y el esmalte que trae originalmente está intacto, te sugiero que las laves bien con desengrasante y con el cepillo de cerdas plásticas lo estrujas hasta que quede limpia; seca y luego pule con la pulitura y algodón, aplica con mucha firmeza, después retira los excesos y listo.

Al terminar de limpiar las llantas de aluminio del coche te quedarán relucientes. Pero, por último te puedo recomendar que busques un esmalte transparente para aluminio de buena calidad y lo apliques con una pistola de aire, de manera que el trabajo que realizaste perdure; o si no, busca a una persona que te pueda aplicar el esmalte. Quizás sea un poco costoso, pero la inversión va a garantizar que el aluminio  mantenga su brillo y originalidad, tal y como cuando lo compraste.

Acerca del autor

Elisa Molina

Dejar un comentario