Hogar y Decoración

Las ventajas de un salvaescaleras para personas con problemas de movilidad

salvaescaleras
Escrito por Martina Lopez

Cuando se tiene una enfermedad, avanzada edad, una lesión, o se ha padecido un accidente, puede ser complicado subir y bajar escaleras, lo que dificulta la movilidad de la persona dentro y fuera del hogar.

Las escaleras pueden representar un obstáculo para muchas personas que tienen problemas para desplazarse de forma independiente, no sólo dificultando el libre movimiento en los espacios, sino además, representando un riesgo de accidentes que pueden hacer que el problema sea mayor.

Para una persona que tiene una condición física que le impide tener una movilidad completa puede resultar un padecimiento subir y bajar sólo algunos peldaños, ya que, suelen presentarse dolores o debilidades que influyen directamente. Es por ello que es recomendable instalar salvaescaleras que brinden una solución eficaz al problema y garantizan la seguridad del paciente.

Las ayudas técnicas evitan tener que adaptar la zona de la planta baja, la cual muchas veces no está acondicionada con una habitación o baño completo. También pueden servir para seguir usando todos los ambientes en diferentes plantas, sin tener que pensar en vender la vivienda para comprar una con planta única.

Al mantenerse la estructura de la casa, la persona puede ahorrar dinero, además de impedir que se cambien las rutinas que llevan a diario, tanto el paciente como el resto de la familia, consiguiendo que se tenga la misma privacidad y uso del espacio al que se accedía antes de la lesión.  

Las personas pueden comprar productos que ayuden a una mejor movilidad como las sillas salvaescaleras, scooters eléctricos, plataformas salvaescaleras, sillas de rueda eléctricas, elevadores verticales, elevadores para piscinas, entre otros. De esta manera, pueden garantizar su seguridad y autonomía.

¿Por qué los expertos aconsejan la instalación de un salvaescaleras en casa?

La ansiedad por el problema de desplazamiento puede afectar tanto al individuo como a las personas cercanas, así que se deben buscar soluciones. La familia puede estar segura que en todo momento la persona con movilidad reducida se encuentra a salvo. En especial, puede ser preocupante cuando se tiene que dejar sólo al individuo con la dificultad de tener que subir o bajar escaleras por su cuenta.

Con un salvaescaleras se disminuye el riesgo de caídas, las cuales se incrementan cuando una persona con una lesión en rodillas, cadera, columna o piernas se tiene que desplazar. Estos elevadores se encuentran asegurados con un sistema que evita las inestabilidades.

Estos productos de desplazamiento no sólo pueden llevar a la persona afectada, sino que en ellos se pueden colocar objetos pesados o equipaje. Además, en comparación con otras opciones, los salvaescaleras representan una inversión que puede asumirse sin tener que gastar una gran suma en obras del hogar.

El equipo de elevación vertical puede ser útil para varios integrantes de la familia, que con la edad hayan perdido facultades en sus articulaciones o que tengan padecimientos diferentes entre sí. Lo que representa una gran comodidad y una inversión que hará valer cada céntimo de euro gastado.

Los salvaescaleras tienen mecanismos con baterías que evitan que se detengan cuando se produce un corte eléctrico, así la autonomía no se perderá en ningún momento. Este factor de independencia es muy importante para la parte emocional y psicológica de la persona, siendo un factor positivo determinante para que se sienta seguro y feliz.  

Los tipos de salvaescaleras

Una de las más buscadas por los usuarios son las sillas salvaescaleras, éstas son muy simples, de coste reducido y versátiles, además, se pueden adaptar a casi cualquier tipo de escaleras, con diversos modelos según los requerimientos que se necesiten como las de diseño para rectas o para curvas.  

Por su parte, la plataforma salvaescaleras está especialmente pensada para las personas en sillas de rueda, de esta manera, no deben levantarse para sentarse en la silla del elevador.  

Pueden encontrarse opciones para el exterior o especialmente fabricadas para bajar a la piscina. Éstas son ideales para los que realizan rutinas de ejercicios acuáticos que le ayuden en su recuperación o para mejorar la movilidad. 

Acerca del autor

Martina Lopez

Dejar un comentario