Salud y Belleza

La salud mental es primordial: consultar a un psicólogo es sinónimo de bienestar

salud mental
Escrito por Martina Lopez

La vida pareciese estar delimitada sólo por los éxitos que se cosechan a lo largo de los años, pero cuando ocurre una situación que desestabiliza emocionalmente, es lamentable que no se tengan las herramientas para sanar y seguir adelante.

Muchas veces esos impasses se deben a una mala canalización de las emociones producto de acontecimientos personales y con el entorno. En ese sentido, también debe ser un logro saber cuándo y por qué es necesario pedir ayuda a un profesional especializado.

Sumar en beneficios, restar en pesares y quebrantos

Los psicólogos se encargan del estado mental de las personas, y gracias a sus habilidades y formación profesional median con los procesos emocionales de sus pacientes a fin de conducirlos a un terreno de normalidad ante alguna tormenta que haya tenido lugar en el mundo interior de cada ser.

Siempre será posible encontrar asesoría y orientación, ante problemas sobre los cuales las personas no tienen certeza de cómo tratar, al consultar a un psicologo Madrid,  porque así como se acude a urgencias en caso de una fractura de un brazo, o heridas en alguna parte del cuerpo, también se debe asistir al psicólogo.

Ante la miríada de problemas internos que hoy con mayor notoriedad, y más que nunca, parecieran afectar a las personas, hasta el punto de generarles un estado de alienación absoluta.

Una sociedad más global e innovadora, pero solitaria

Resulta paradójico que aunque cada día los individuos están muchos más conectados, son incontables los sentimientos de desasosiego que atacan de forma invisible al ser humano.

Se puede estar rodeado de gente, de amigos y familia, pero no hay empatía con alguno. No obstante, de ninguna manera hay que permitir dejarse llevar por sentimientos de pesadumbre, por lo que un psicólogo sabrá cómo actuar durante los tratamientos y terapias con el paciente, porque entre sus cualidades se encuentran:

  • Empatía: sin distinción de credos o posturas ideológicas estos, profesionales están allí para escuchar sin reservas ni prejuicios. La premisa es entablar una verdadera comunicación con el paciente.
  • Profesionalismo: junto con su formación académica de rigor, los psicólogos se mantienen en formación constante para entregar grandes beneficios al asistir a una consulta psicológica. La actualización y contacto con sus pares para generar investigaciones y conocimientos que tienen como fin crear estrategias y métodos para la atención más asertiva.
  • Compromiso: al igual que los médicos, los psicólogos han hecho el juramento hipocrático, el cual les otorga licencia y dominio de los principios éticos para tratar a sus pacientes en procura de su bienestar.

Cuándo acudir a un psicólogo

No son pocas las situaciones emocionales que pueden desencadenar estados de angustia, ansiedad o depresión. Los más frecuentes se relacionan con lazos familiares que se rompen o pierden, pero también circunstancias de dificultad económica o crisis laborales son motivo de permanentes consultas al psicólogo.

Ruptura amorosa: al culminar una relación sentimental está claro que la autoestima se ve afectada. El ímpetu y alegría han sido arrebatadas para dar paso al vacío y desasosiego producto de la soledad en que el individuo se siente inmerso. Por eso es necesario cerrar ese ciclo. En muchos casos es difícil lograrlo solos.

Fallecimiento de un ser querido: la muerte es inevitable, la pérdida de un ser querido es un acontecimiento doloroso. Cada individuo es diferente y complejo, por lo que cada uno tiene diferentes formas de reaccionar ante la partida física. Es así como la mejor forma de superar una depresión por esta causa es, en muchos casos, acudir a terapia psicológica.

Cambio de vida, y traslado a otro lugar de domicilio o trabajo: para aquellas personas que se les hace difícil sortear y asumir los cambios producto de un traslado, como irse a vivir a otro país por causa de trabajo o estudios.  En este caso los amigos no bastan ante ese sentimiento de zozobra porque por un lado ya se encuentran muy lejos, y por otro no tienen el tiempo y la dedicación que sí puede tener un psicólogo.

Malestares internos sin aparente causa: quizá sea a lo que haya que prestarle mucha más atención. Aparecen sin razón alguna, pero una vez que se instalan en la psique, los individuos pueden no salir de un círculo en el que la tristeza, la amargura y el desconsuelo acompaña la rutina.

La vida y el lado bonito que ella ofrece no deben truncarse por estos desbalances emocionales, ya que el único propósito es hallar el equilibrio y procurar el bienestar personal.

 

Acerca del autor

Martina Lopez

Dejar un comentario