Sociedad

Dar el “sí quiero”, ¿para siempre?

invitaciones boda
Escrito por Martina Lopez

Cuando dos personas están enamoradas, el recorrido es maravilloso. Todo es de “color de rosa”, pronto llega la boda y, si todo sale bien, hasta las bodas de oro. Sin embargo, en el caso de que la cosa no llegue a buen puerto, habrá que acudir a los abogados profesionales para un divorcio.

Muchos dicen que el amor es una de las cosas más bonitas del mundo, sobre todo si es correspondido. Una sensación maravillosa que todas las personas quieren experimentar, y si es para toda la vida, muchísimo mejor. El culmen de una relación, por lo menos en la primera fase, es celebrar la boda, un evento único en el que no puede faltar ni un detalle. 

Más allá de la iglesia o el lugar donde se decida casarse, los trajes, el catering o la finca para la celebración, hay otros pequeños detalles dentro de los preparativos de una boda, que son los que marcan la diferencia. Sin ir más lejos, las invitaciones son uno de ellos. Se puede decir que es como una carta de presentación de lo que será la boda en sí, dando un toque personal para que todos los invitados puedan hacerse una idea del estilo que marcará la boda. 

En la actualidad, existen muchos tipos de invitaciones de boda que llaman la atención, totalmente personalizadas, en las que se puede imprimir cualquier idea que les guste a los novios, y además, pueden llegar a ser bastante económicas. Algo que no viene mal teniendo en cuenta que celebrar una boda es algo costoso. 

Algunas ideas para invitaciones de boda originales

Dentro de la amplia variedad de invitaciones de boda que se pueden encontrar en el mercado, existen algunas que son realmente originales y que ofrecen una visión diferente de las clásicas tarjetas convencionales. 

Dependiendo de los gustos de los novios, estas invitaciones pueden tener diversos diseños, aunque todas ellas deben ofrecer una buena calidad y ser muy visuales. 

Por ejemplo, si se quieren invitaciones diferentes de boda, los prometidos pueden elegir entre una botella de cristal con un pergamino dentro, otras de estilo retro, algunas que simulan una pizarra, o incluso se pueden ver invitaciones tan divertidas como una caja de medicamentos adaptada a la ocasión, además de tarjetas de crédito, revistas o incluso un décimo de lotería. Miles de ideas para darle un toque divertido y original a la boda.

Cincuenta años juntos

Hay quienes se casan y lo hacen para toda la vida. Si esto del amor les va bien, pueden llegar a celebrar muchas más ocasiones, siempre dándole un toque especial a cada una de ellas. Para estos casos, también existen regalos e invitaciones originales, y es que no todo el mundo es capaz de cumplir 50 años de casados. 

Desde hace mucho tiempo, se trata de una celebración única, ya que es un evento que cuenta con una larga historia y tradición a sus espaldas. Un acto de gran importancia para las parejas, que se suele compartir con amigos y familiares

Las bodas de oro se pueden celebrar de diferentes maneras, bien realizando grandes fiestas, o por el contrario, al hacer encuentros o reuniones más íntimas, dependiendo de la pareja. Aunque lo habitual es celebrar este aniversario por todo lo alto, ya que se trata de una cifra a la que es complicado llegar. 

¿Qué ocurre si todo va mal?

Aunque los enamorados siempre piensan que su amor será para toda la vida y que solo celebrarán una boda, ya que están convencidos de que han encontrado a su media naranja, en muchas ocasiones todo puede cambiar, y los matrimonios pueden coger un rumbo diferente.

Se puede dar el caso de que una pareja no quiera seguir junta, por diferentes motivos y es entonces cuando comienza el proceso de la separación. Se trata de un procedimiento que puede llegar a ser muy doloroso, a la par que complicado, sobre todo si se tienen hijos. Por este motivo, es primordial acudir a profesionales expertos que sepan tratar de la mejor forma posible este tema. 

En este sentido, los abogados divorcios Tarragona pueden ayudar a pasar el trance de mejor manera, teniendo en cuenta que son expertos en casos de matrimonios. Se dice que es mejor acudir a especialistas, ya que cada caso, como se suele decir popularmente, “es un mundo”, y hay que analizar todos los detalles con sumo cuidado, para que todas las partes terminen satisfechas.

Además, no hay que olvidar que existen diferentes tipos de divorcio, por lo que un profesional intentará que se llegue al mejor de ellos. En este caso, el de mutuo acuerdo es el idóneo, donde se redacta un convenio regulador para que los dos cónyuges disuelvan su vínculo matrimonial sin que haya problemas o altercados. 

Otra opción es el divorcio contencioso, un tipo de separación menos amigable, debido a que las partes no llegan a un acuerdo y es el juez el que dictamina finalmente la sentencia. Y por último, está el divorcio notarial, que se utiliza sobre todo cuando se tienen hijos menores de edad.

Acerca del autor

Martina Lopez

Dejar un comentario