Salud y Belleza

Caspa con picor y verrugas: introducción al cuidado de la piel

picor y verrugas
Escrito por Martina Lopez

Tanto la caspa y el picor en la cabeza, como las verrugas, son dos problemas habituales de la piel que conviene saber cómo prevenir.

Cuando las células del cuero cabelludo se renuevan demasiado deprisa, se crea la caspa, el problema dérmico más importante y común, al que se puede hacer frente contando con champús específicos de modo continuado. El champú hay que escogerlo sabiendo de antemano qué tipo de problema se tiene, ya que existen varios tipos de caspa. Desde Farmaciaribera aconsejan que antes de decidirse por un champú hay que saber diferenciar entre la caspa seca o la caspa grasa.

Aprende a diferenciar los tipos de caspa

La caspa seca no produce tanto picor como la grasa, en muchos casos éste ni se da, pero la caspa seca suele acompañarse de un cuero cabelludo falto de brillo, seco, lo cual da una mala imagen.

Las personas que tienen caspa seca pueden sufrir episodios en los que ésta les caiga sobre la ropa en cualquier momento, produciendo un impacto estético muy desagradable, algo que también pueden sufrir los que tienen caspa grasa.

Esta última se asocia a un cuero cabelludo graso que da mucho picor, lo que lleva a quien lo sufre a rascarse, produciendo heridas en él. Por eso, es importante aplicar bien el champú anticaspa, incluso cuando se pasan temporadas en las que ésta no se produce, masajeando la cabeza con suavidad, ya que de este modo se pueden eliminar más células muertas.

Frotar con las uñas sobre el cuero cabelludo, es algo que no debe hacerse nunca, ya que puede producir más caspa. Los masajes hay que darlos con las yemas de los dedos. Para evitar dejar residuos de champú en el pelo conviene llevar a cabo un aclarado exhaustivo.

La frecuencia de lavado varía en función de cada caso, pero nunca se debe de pasar más de 3 días sin lavar el pelo. Los que tienen caspa grasa deberán hacerlo a diario y con un champú antigrasa más suave, específico.

Haz desaparecer las verrugas con tratamientos que duran alrededor de 12 semanas

Otro problema de la dermis son las verrugas, que tienen un origen vírico y se propagan rápidamente. Estas verrugas también son un problema estético y de salud, pero en el mercado hay medicamentos que las hacen desaparecer. Eso sí, los tratamientos duran alrededor de 12 semanas, y para eliminar las verrugas, la calidad del medicamento y la constancia en la aplicación son sinónimo de éxito.

Isdin solución topica es el tratamiento por antonomasia para eliminar verrugas, un medicamento que al destruir el estrato córneo, las hace desaparecer. Pero para evitar el contagio de verrugas que se transmiten por el virus del papiloma humano (VPH), lo mejor es no andar descalzo en zonas donde hay mucha gente, como en piscinas, baños de gimnasios, etcétera.

Los expertos aconsejan que mientras se tengan verrugas no hay que compartir nunca los productos de higiene personal. De hecho, las toallas en los baños de las casas no se deberían de compartir nunca, ya que hacerlo es exponerse al contagio de verrugas, hongos y demás problemas de la dermis.

Además, cuando se toca o se aplica medicamento a una verruga, conviene lavarse muy bien las manos. La piedra pómez o la lima con las que eliminar verrugas no hay que compartirlas bajo ningún supuesto nunca, es mejor tirarlas después de haberlas usado.

El hecho de estar tomando antibióticos o tener episodios continuados de estrés puede hacer que el sistema inmunitario se encuentre débil y ayude también a la aparición de estas verrugas. Contar con expertos como los de Farmacia Ribera que, además de vender online, asesoran sobre los productos para ayudar a acertar en la compra de los medicamentos, aunque para evitar la aparición de las verrugas la higiene también es fundamental, así como la hidratación y evitar las zonas de contagio.

Para prevenir verrugas así como todos los problemas más comunes de la dermis, lo mejor es basarse en un estilo de vida saludable, porque la piel no deja de ser un reflejo de lo que ocurre en el interior del cuerpo.

Acerca del autor

Martina Lopez

Dejar un comentario